30/7/08

aceptar

Sin embargo, ya no tenía miedo. Lo importante no era el número. La cuenta atrás carecía de sentido. Lo importante era la determinación de aceptar a alguien sin reservas. Junpei lo había comprendido. Siempre es la primera vez y, siempre, ha de ser la última. Haruki Murakami
Qué difícil es eso de aceptar a los demás sin reservas. Tenemos tanto miedo y esperamos tanto, a menudo, de los demás... Nosotros no somos perfectos; lo vemos cada día delante del espejo, y nos lo reconocemos en voz baja cuando nos observamos detenidamente... pero después salimos a la calle, y esperamos que los demás nos den lo mejor de sí mismos. Y nos sorprende cuando nos fallan o cuando, simplemente, no hacen lo que esperamos de ellos.
Pero, si lo piensas detenidamente... ¿por qué motivo tendrían que hacer los demás lo que nosotros esperamos de ellos?

“La piedra con forma de riñón que se desplaza día tras día”
en: Sauce ciego, mujer dormida. Haruki Murakami.

1/7/08

El séptimo hombre

A mí me parece que lo verdaderamente temible en esta vida no es el pánico en sí mismo –dijo el hombre unos instantes después-. El miedo existe. Eso es indudable. Se nos muestra bajo distintas formas y, a veces, domina nuestras vidas. Pero lo más temible de todo es dar la espalda a ese miedo y cerrar los ojos. Actuando de esta manera acabamos cediéndole a algo lo más valioso que hay en nuestro interior.

"El séptimo hombre" en: Sauce ciego, mujer dormida. Haruki Murakami