4/8/11

el que quiera ser amado, que ame

Hay infinidad de comentarios atribuidos a personas que nunca los realizaron. Sin embargo, no dejan de tener sentido porque no sepamos cuál es el autor.
Hoy me encuentro con uno de esos que puede resultar idealista pero que si nos lo tomáramos en serio quizá permitiera cambiar cosas:

Dicen que le preguntaron a Mahatma Gandhi cuáles son los factores que destruyen al ser humano y que él respondió así:

La Política sin principios,  el Placer sin compromiso, la Riqueza sin trabajo, la Sabiduría sin carácter, los Negocios sin moral, la Ciencia sin humanidad y la Oración sin caridad.
La vida me ha enseñado que la gente es amable si yo soy amable; que las personas están tristes si yo estoy triste; que todos me quieren si yo los quiero; que todos son malos si yo los odio; que hay caras sonrientes  si yo les sonrío; que hay caras amargas si yo estoy amargado; que el mundo está feliz si yo soy feliz; que la gente es enojona si yo soy enojón; que las personas son agradecidas si yo soy agradecido.

La vida es como un espejo: Si sonrío, el espejo me devuelve la sonrisa. La actitud que tome frente a la vida es la misma que la vida tomará ante mí.

El que quiera ser amado, que ame.